Permite que tu bebé termine un pecho

Permite que tu bebé termine un pecho

¿Por qué no es recomendable cambiar de pecho al bebé antes que haya terminado?

▶La leche del inicio de la toma no tiene la misma composición que la leche del final 😱
Sí, la naturaleza es tan sabia que la leche del principio (más acuosa y blanca) contiene mucho más agua y calma la sed del bebé, pero contiene la mayor parte de las proteínas y azúcares; y la leche del final de la toma (más espesita y de color crema) tiene mayor cantidad de grasas (omega 3 y 6), necesarias para el cerebro del bebé, para que se quede satisfecho y aumente de peso satisfactoriamente.

▶Es decir que de la toma de un pecho, tu bebé obtendrá un alimento balanceado, en cambio si cambiamos arbitrariamente al bebé de pecho antes que termine de tomarlo, estaremos interfiriendo negativamente en su nutrición, privándolo de las calorías necesarias, así la cantidad de lactosa será excesiva pudiendo inclusive llegar a causarle cólicos por intolerancia.

▶Pero si tu bebé es de aquellos a los que hay que hacerle botar “el chanchito” a cada rato y te tomas unos minutos para ello, no te preocupes! 😉 Puedes retomar la toma del mismo pecho, y tu bebé encontrará la leche del final ✌
Ten en cuenta que a medida que transcurre el tiempo, la leche final que queda en el pecho es diluida por la nueva leche que se va fabricando.

▶Y ¿En qué momento tu leche cambia? No se sabe con exactitud ya que el organismo de cada mamá es distinto y también distinta la composición de leche en cada toma. Por eso, tu bebé debe ser quien ponga el tiempo: frecuencia y duración de la lactancia*.

▶ Por último, permitir que tu bebé vacíe el pecho contribuye a una mayor producción de leche materna, debido a que naturalmente la producción se detiene si el pecho queda con leche, debido a la proteína llamada FIL (Factor Inhibidor de la Lactancia).

 

FUENTE: “Manual práctico de la Lactancia Materna” de Carlos Gonzales

* Tu bebé entre 0-3m, debe ser amamantado con frecuencia, más o menos cada 2 horas o más frecuentemente, según la demanda del bebé, no debiendo pasar más de 3 horas entre una toma y otra, para evitar deshidratación, hipoglucemia, ictericia, descompensaciones, pérdida de peso.

 

Deja un comentario

Cerrar menú