La importancia de las tomas nocturnas

La importancia de las tomas nocturnas

Desde los 0 a los 6 meses, tu bebé necesita ser alimentado durante el día y también durante la noche.

Ello debido a que su organismo no está físicamente preparado para permanecer durante largas horas sin alimento porque su estómago es muy pequeñito, por tal motivo necesitan ser alimentados entre 8 a 12 veces al día como mínimo, además que la leche materna se digiere en aproximadamente 48 minutos, y aunque la leche de fórmula tarda más en ser asimilada, sólo le lleva, al estómago del bebé, al rededor de 70 minutos en digerirla.

Por lo tanto, dejar al bebé sin ser amamantado, o alimentado con fórmula láctea, podría acarrear cuadros de ictericia, hipoglucemia y deshidratación. Es por eso resulta indispensable que, aunque el bebé siga dormido, sea alimentado con frecuencia.
 
Y, ¿sabías que si le das lactancia exclusiva o lactancia mixta a tu bebé, es importantísimo que mantengas las tomas nocturnas?
 
Sí, las tomas nocturnas son fundamentales para mantener una lactancia prolongada ya que la leche materna cambia su composición durante el día y la noche, y la PROLACTINA alcanza su máximo nivel entre las 2am y las 6am, aproximadamente.
La PROLACTINA es una hormona que estimula la secreción de la leche y que tiene directa injerencia en su producción, por lo que las tomas que se realicen entre estas horas (2am-6am), ayudan a producir la leche necesaria para el día siguiente.
 
Además de eso, dar de lactar durante la noche ayuda a la madre a dormir adecuadamente y regula los ciclos de sueño del bebé.
 
Mientras se da el pecho, el cuerpo de la madre libera OXITOCINA, una hormona que le ayuda a conciliar el sueño y que favorece al descanso adecuado de la madre.
 
Asimismo, al promediar las 4am los niveles de TRIPTÓFANO y MELATONINA en la leche materna son mayores.
El TRIPTÓFANO es un aminoácido que al ser procesado por el cuerpo, libera Serotonina, que ayuda a dormir al bebé; mientras que la MELATONINA es una neurohormona que induce tanto al sueño que incluso hay medicamentos elaborados en base ésta para regular el sueño.
Esta composición de la leche materna durante las horas de la madrugada, es lo que ayuda al bebé a ir madurando sus ciclos de sueño entre el día (siestas) y la noche (sueño nocturno), y a alcanzar el ritmo circadiano habitual.
 
Es decir que dar el pecho durante la noche en realidad favorece el sueño tanto del bebé como de la madre, y es absolutamente necesario para la buena salud del bebé y su óptimo desarrollo.

Deja un comentario

Cerrar menú