¿Es mala mi leche?

“¿Es mala mi leche?”  Es la pregunta que muchas madres se hacen y que inclusive muchas de nosotras hemos escuchado en comentarios de nuestras madres, abuelas u otra mujer de nuestro entorno y que creemos que por su experiencia, conoce del tema.

Sin embargo, la investigación científica nos dice todo lo contrario.

La composición de la leche entre una madre y otra no cambia significativamente, ya que el cuerpo de cada mujer fabrica la leche de acuerdo a la edad de su bebé y a sus necesidades; e independientemente de lo que coma la madre, la leche materna contendrá la misma cantidad de nutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, minerales, hormonas, etc.) que otra madre con un bebé de la misma edad.

Dicho de otro modo, la leche materna se produce para cubrir las necesidades del bebé, e inclusive en casos de madres con desnutrición, la leche materna sigue manteniendo la misma composición (que la de una madre bien alimentada) porque el cuerpo de la madre utilizará sus reservas para producirla. De allí la importancia en una buena alimentación por parte de la madre, NO por un problema en la calidad de su leche, sino por su propia salud.

Entonces ¿Por qué mi bebé no sube de peso como el bebé de mi amiga?

Existen diversos factores pero no se debe a la “calidad” de tu leche, sino más bien a la destreza de tu bebé para succionar, a un buen agarre, a las veces que se alimente, al sistema digestivo de tu bebé, entre otros; es decir factores que sí son únicos e individuales entre un bebé y otro.

Así que mamita, no te desesperes, tu leche es buena para tu bebé, es suficiente si le das las cantidades necesarias (un mínimo de 8 a 12 veces al día en recién nacidos).

Y, ¿Por qué parece que se queda con hambre?

Es completamente normal que el bebé quiera estar prendido del pecho todo el día, ya que en el pecho no sólo se nutre de alimento sino también de amor. (Para más información al respecto, ver Succión No Nutritiva), y es totalmente común que tu bebé además demande leche a cada hora, puesto que la leche materna se digiere en menos de 50 minutos. Obviamente, no sucede lo mismo cuando los bebés son alimentados con leche de fórmula porque, pese a que ésta se digiere en 70 minutos aproximadamente, es muy pesada en su composición y aletarga al bebé, lo que hace que no se despierte tan a menudo a pedir más.

Esperamos que con esta información ya no tengas dudas sobre tu leche, la cual es más que buena para tu bebé. Más bien, no olvides que debes alimentarte muy bien y aumentar los nutrientes ricos en vitaminas A, D, C y las vitaminas del complejo B.

Te deseamos una feliz lactancia 💞

 

 

Autor entrada: lactancia1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *